martes, abril 29

DONN MANOSTIJERAS



En cuanto vi el video este del Pelón mochila al hombro triunfando en una fisura, que me dije pa mis p’adentros: Deberías retomar la costumbre de escalar con mochila, antes lo hacías por norma. Y mis p’adentros se escamaron inmediatamente de si iban a ser capaces de lograrlo y propusieron: ¿y porqué no empiezas llevándola solo en un hombro –en el de arriba p’a darte vidilla- cuando hagas bavaresas? De inmediato de más p’adentro aún retronaron tacos y quejas: Bocazas!! Ya te has vuelto a equivocar con la dosis!! Cagüen lapússs!! ¡Qué mal estamos de la bola! ¿eeehhhhh? Cúrratelo ya!!, el futuro no existe y el pasado pasó!!... zzzzzz Creo que todos mis p’adentros permanecieron en conflicto hasta que me dormí. Cuando me levanté 10 horas después mis p’adentros ya tenían la decisión tomada: Empezaremos con una mochila en un solo hombro alternativamente, de preferencia pequeñaja pero que se deje meter mucho en el buche y con un colgador detrás de la puerta y tal. Total, que tanto dí la lata que ya tengo una nueva. Pero el camino no ha sido fácil. El regalo original del día del padre era este. Ante tamaño despliegue de insensatez conyuge/filial –menda ya no hace vivacs en las vías- me pedí el comodín de la devolución y después de peregrinar por diferentes estadios emocionales lo he conseguido. Ahora tengo un vale para la hucha y una mochila cool. Con todas esas multicintas buenas para engancharse en cualquier lado como un alien y que si no las llevas recogidas pareces un sauce llorón. Con esa pretensión de daypack glamouroso que me repatea los lereles. Arranqué la etiqueta sin mirar qué ponía y pillé unas tijeras, cuando ya le había dao el pasaporte a la papelera a dos cintas, me di cuenta que quizá debería hacer lo mismo con el cinturón y todas las otras cintas. En un volteo que le dí me percaté de que la mochilaconencanto tiene un receptáculo escondido en la parte baja de la chepa. Pos resulta que ahí caben todas las cintas menos dos y además la que une los tirantes en el pecho también se puede escaquear. Es entonces cuando ví el bolsillo dorsal para llevar una coca de recapta y la prensa, que también vale para poner una manta térmica y olvidarla allí hasta que haga falta. Para cuando me miré la ficha técnica del fabricante ya me había percatado que tiene todas esas pijaditas para llevar los gadgets imprescindibles del escalador metrosexual de hoy. Me resultó curioso que allí donde hablan de “ideas astutas” no mencionaran el detallito de escamotear las cintas, ¡¡si es lo mejor de la mochila!!. Está claro que solo a mi me molestan las cintas. La situación demuestra –one more time- que las cosas son como son y no como uno quisiera que fueran: un cabo de anclaje no es una línea de vida, por mucho que nos obstinemos. Con lo que resulta un objeto de lo más aceptable: básicamente una bolsa de buena especie con una sola cremallera para cerrar y dos asas para llevarla cómodamente colgada en la chepa. Lo cierto, y la verdad de la verdad, es que en cierta ocasión el Pelón dejó mi valoración positiva de mí mismo para la basura, al calcular el paso más difícil de una ruta que yo había equipado, bajándole dos grados desde mi punto de vista. Eso fue hace más de cuatro días, justo en el momento de la metamorfosis. La metamorfosis de…. Kafka?. No, la de la escala del grado, ninguna otra. Esa en que yo graduaba VII- y él 6b el mismo paso. Aún así, aquel día me adelantó y ya solo lo veo de lejos en el desplome desde la rampa.

lunes, abril 28

IMÁGENES DEL BAÚL

Con esta filmina, sacada de una caja de alpargatas que estaba en un altillo, el director y realizador Toni Oregón ganó el premio especial a la “Gran arcada” en el festival de Klips Okupas del Machu Pichu en el solsticio de verano del 2000, con un jurado invadido por individuos de tres continentes.
Con el jaleo que lió con ese pedazo éxito, él y su equipo montaron una productora y ahora se forran los cabrones.
Tienen en marcha un chocho, a medias con un tal Barceló, para distraer a la peña y tenerlos desquiciados con un anuncio de politonos para escalada (tipo: al•lorohijoputa queeem’estoy cayendoooo o yahemontado la R asegurabien quemecuelgooo e incluso el éxito tecno ponun parabolen mipeecho) que se abre cada vez que clicas en un determinado foro de la Feec.

Ahora que he aprendido que hay que hacer un nudo en la punta de la cuerda para descolgar al colega con seguridad, voy y me entero que no es el nudo de encordarse al arnés si no otro que hay que hacer en la punta libre de la cuerda. Un tipo como yo, al que le cuesta soltarse de una mano para coger la siguiente presa, no sé si será capaz de retener tantos detalles.



(No consigo que esto funcione. El enlace es este.)
En anteriores entregas: .01 y .02.

sábado, abril 26

LA PELI DEL DOMINGO

Este video me plantea una pregunta: ¿Cuándo acaba el bloque y dónde empieza el solo del todo? A partir de ahora, no importa si bloque o pared, escalar sin red todavía puntua más en la propia escala de satisfacción.

lunes, abril 21

EL MECÁNICO DE PIÑATAS

Durante los últimos ocho días he andado por ahí resguardándome de la lluvia y secando trapos delante una estufa de leña. He dejado en manos de mi compi las labores domésticas -cocina de cuneta e higiene del utensilio- y yo me he dado a la gran vida dentro del saco viendo llover – ¡qué falta le hace al país!- o sobando a reventar sin ningún tipo de control parenteral (por lo de la parienta). Mi compi, conocedor de mis debilidades, me lo ha consentido.
He tenido la suerte de encontrar una chapa de reunión Barrachina en perfecto estado. Buena para la colección de fotos.
Las chapas que fabricaba artesanalmente Xavi Barrachina están en todas las vías en las que él participó -de alguna manera- ya fuera como aperturista o equipador –en el Roget del Pedraforca o en ¡Qué be que ens ho pasem! en Vilanova de Meià- .

Tío rumboso, cuidadoso y perfeccionista -es mecánico de piñatas- tuvo la elegancia de aportar el material y utillaje necesario para el reequipamiento de la Punsola y la Easy Rider en Montserrat, la Smoking en Terradets y varias más en el Pedraforca. Fue bastante pionero en nuestra zona en esto de los parabolts aplicados a la escalada, usaba siempre 10 y 12 mm de diámetro. Todo esto entre los años 1985/90 d.c.
Al contrario que Xavi yo de piñatas entiendo poco y de muchas más cosas aún menos. El caso es que yo había dejado programada una entrada preparada para que apareciera automáticamente a media semana, siguiendo las instrucciones de Blogger. Pero no está hecha la miel para la boca del cerdo y el invento no ha funcionado, se ha roto la baguetilla y hay que rehacer el paso.
En dos días recuelgo el tema del Ciavazes que ya veo que todos sabemos buscar bien en internet y tal, más algún bonus extra.
Con palabras de Barrachina: ¡Qué be que ens ho passem!

domingo, abril 13

EL GRUPPO DI SELLA

Esto lo cuelgo el miercoles 23/04/08.
Ha habido un columpiamento en la red y esto no salió ni cuando yo quería ni nunca hasta ahora.
Estoy con la mosca en la oreja porque estoy seguro que he cometido un error -¿informático?- en algún lugar que ha propiciado que esta historieta no haya quedado del todo bien y se haya colado info... me lo esplique el anónimo del 1ª comentario.

En efecto son los Dolomitas, el “Gruppo di Sella”, compuesto por las Torres de Sella, el Piz Ciavazes y el Sass Pordoi. La vía es la Italia-61 del Piz Ciavazes, se llega rodando cuesta arriba por la strada que va al Passo di Sella desde Canazei.
En un día cualquiera de agosto hay carros aparcados desde 30 curvas p’abajo en cualquiera de los dos lados del Passo y obviamente cuesta un huevo aparcar estratégicamente debajo la tapia. Mucha, pero que mucha basca. Es una de las paradas típicas del turista dolomítico; hay venta de souvenirs y buena vista: además de los nombrados, a lo lejos el Sassolungo y la Cinque Dita. Las Torres de Sella allí mismo, andando un poco se pueden ver arrampicatoris en acción y seguramente muchas más satisfacciones que a mí se me escapan por falta de capacidad sensorial.

Con una aproximación relativamente corta uno puede escoger entre cualquier vía de las Torres de Sella o casi nula para el Ciavazes.
La cara sur del Piz Ciavazes está recortada por una vira –Cengia dei Camosci- que es como decir la Feixa de la pared de las Bagasses. Se reproduce la misma situación: acceso muy fácil desde la carretera y multitud de vías conviviendo en todos los estilos, se escala normalmente hasta la vira pero también hay itinerarios por encima de ella.
La Italia 61 (A3 5+, 250m, De Francesch-Franceschetti-Romanin-Vuerich, 1961) no tendría nada diferente de sus vecinas si no fuera por el techo del cuarto largo. Un techo lleno de pitones para ser pasado en artificial, que en el 2004 fue escalado en libre por Mauro “Bubu” Bole
proponiendo una cotación de 8ª.
Así a ojo de buen cubero yo diría que en esta zona hay unas N vías de fácil acceso. Lo raro es encontrar una guía con todas ellas juntas pues a los spaguettis les da por hacer recopilaciones tipo: “93 vías excelentes” o “56 vías de IV+ en…”. Aquí hay varios links con itinerarios del lugar: uno, dos, tres hay muchas más solo es cuestión de buscar…
Una zona a tener en cuenta cuando estemos por allí. A pesar de todo, solo la recomiendo en caso de que escampe el tiempo entre dos borrascas seguidas –te encontrarás a todos los que están en el mismo caso- o que realmente seas perro y además seas apto para la convivencia estilo “grandes superficies”. No obstante hay por lo menos 20 ó 30 vías en el Gruppo de Sella imprescindibles en el carnet de baile.
Este post no exprime en absoluto las posibilidades de la zona mencionada que son muchas y todas buenas.

Me largo unos días así que ya nos leeremos a la vuelta.
video

viernes, abril 11

DEJANDO PASAR EL RATO


Hoy, y todos los días, me siento delante del ordenata y hago como el prota de la canción esa tan buena de Otis Redding: sittin’on the dock of the bay waiting the time go away…
Total que he tenido un déjà vu –aquella sensación que no sabes si pasa algo mangui o qué- con un video del YouTube: un carro que jamás me compraré porque no tengo donde guardar las llaves en el arnés, pero resulta que tiene unas imágenes que me han llevado de regreso al más pallá.
He tenido un flash de esos de “que tú allí ya has estado, que eso ya lo has vivido”. Flipas y no sabes si lo has soñado o qué.
Al rato me ha venido el primer picotazo del recuerdo: una portada de las primeras revistas Extrem, má o meno por 1983/4. Allí está Armand Ballard pasando un techo con pedales, -tengo que contactar con él pues fijo que la tiene y me pasará una copia de la portada- con su jersei de pirata, impresionante. Se sabe que es un techo porque lo ves encima de su cabeza pero el resto es cielo azul. Yo también he escalado ahí. La tapia adecuada para: no madrugar, no encontrar dónde aparcar, no andar apenas, no hacer cola ni ná, ni patinar.
Aquí y ahora, en esta línea, ya había escrito el lugar, tapia y nombre de la vía. Pero lo he borrado. En uno de los picotazos de gusto que me ha dado la entrepierna mientras pensaba en todo esto, se me ha ocurrido que mejor lo borro y nos montamos una competencia entre todos y alguien algo pillará.
El que sepa de carretilla: el lugar, el pico, a qué presión van los neumáticos del buga y el nombre de la vía, además de ser un tipo que está claro que tiene el 8ª dan de esgalada y estar muy cerca de ganar el gambeonato del vundo del pajapalabra.
Amén del titulín mastermind y de un carro como el del anuncio, el ganador logrará que su nombre quede grabado, a golpe de espitador, en alguna reunión de la Anglada de la Paret de l’Aeri el día que el Tarragó la reequipe.
Venga, a ir con cuidado y no cortarse, alguien aprenderá de un buen sitio para ir el día que esté por allí cerca.




Pistas: Además de la del ABC, un lugar de paso, cinco dedos, unas torres, ((6*10)+1), un país,

lunes, abril 7

FURIOSA

Cualquier ruta de escalada usufructúa el tramo de pared en que está ubicada. Es un acuerdo tácito universal entre el elemento y los escaladores: el derecho de paso.
Así como el elemento –la roca- debe de ser libre de surcar, el escalador debe de ser cuidadoso y excelente en su manejo. Debe ser respetada la ubicación, clase y número de seguros inicial ya que es el resultado de la apertura de la vía y su huella genética. Las vías solo se abren una vez -esto aunque parezca una perogrullada es un hecho irreversible- imprimiéndoles el carácter que deseen o alcancen a darles sus primeros ascensionistas. No cabe la modificación de la disposición original salvo en caso de fuerza mayor.


La FURIOSA es un vademecum de diversas sensibilidades encallecidas por la historia y la praxis continua durante decenios.
La Fundación Rostrogordo Entertainments +IndecisoSeguros +Otrashostias +Semprespoc +Alpinistasinarista.com se estableció intelectualmente en 1986 y es el resultado de N tardes de domingo en la carretera volviendo a casa.
Sus actividades desde siempre han estado en la charca de los especímenes inurbanos y el deshecho social.
La FURIOSA es poseedora de la gestión moral, y el mantenimiento inherente, de un centenar de rutas de escalada .
Estos derechos y obligaciones fueron otorgados a la FURIOSA siempre por los primeros ascensionistas o sus descendientes hasta el 3ª grado en su defecto.
A cambio de ellos la FURIOSA se compromete a la conservación y mantenimiento del espíritu del patrimonio cedido. A velar por el justo estado de las cosas en su origen y al NO a la “escalada de rebajas para todos” en las vías tuteladas.

En mi oficio de portavoz de la FURIOSA, verbalizo que: poseedora del buen gobierno de La Barra del Bar, vía situada en la Paret Obaga del Congost de Montrebei, conocida como Paret de Catalunya por el gremio escalador, me acojo al ejercicio de los usos que se desprenden de tal dominio, así como ejercer el arbitrio, la última palabra y el retracto –si hubiere lugar- en cualquier modificación del equipamiento original.
FURIOSA tiene competencia, únicamente intelectual y filosófica sobre la vía. No obstante, está en el ánimo de la FURIOSA la tertulia y la toma de acuerdos con los restauradores altruistas.
Pero que cualquiera que contravenga los designios de la FURIOSA la caga y mucho. Que lo sepa. Todo, todo, todo se acaba sabiendo.
Es deseo de los inaugurales ascensionistas –de ahora en adelante BAR- que permanezca inalterada en absoluto la disposición, cantidad y tipo de puntos de seguridad de la ruta.
No se filosofa sobre la posibilidad de trabajos de renovación (estrictus sensus) de piezas fijas intermedias de los largos, salvo cuando se efectúen en el transcurso de una repetición de la vía
BAR admitiría ocasionalmente una (1) nueva expansión por reunión en caso que se considerase necesario.
Pero… ¿quien, y por quien, está validado para considerar necesaria una renovación y/o adición de los puntos fijos de seguridad?
La FURIOSA lo determinará en cada ocasión (principio de yomelo guis yomelo com).

Un equipo destacado de analistas alpinistas ha efectuado en las últimas semanas un chequeo vital a la vía, que ya tiene edad para votar hace tiempo, y ha dictaminado –de común acuerdo con ella, la vía- que no necesita ni quiere reequiparse para pasar las próximas temporadas. Ella, la vía, se escucha y nos oye, sabe dónde le pica y como sacarse de encima los parásitos. Ella, la vía, es de buena raza porque se creó en un buen año, se mantiene tiesa, disfrutona y guapa. Las fisuras de algunas reuniones están usadas a base de reforzarlas con pitones, pero las expansiones –que mayormente son las originales- se mantienen en buen estado de revista a pesar de vivir fuera del hangar en la puta intemperie. Acompañan algunas de las imágenes tomadas para solaz del personal.






fotos:antifocs-arxan
+Fundación Rostrogordo Solaces Solo pocos (actividades acorrectas)
+IndecisoSeguros Dieta escatológica para aquellos que no acaban de dar la talla. Consejos para una coprofagia limpia.
+Otrashostias Ecólogos diferentes.
+Semprespoc Boys scouts y kumbayás +Abuelas fumadoras (ya solo se ponen de vé en cuando)
+Alpinistasinarista.com Escaladores de paredes lisas/// Juligans del piñazo

martes, abril 1


Este año The Alpinist Film Festival tiene entre otras pelis ganadoras ésta que lo es de no sé qué.
Esto me da pie para soltar un rollo.
Es la archisobada historieta del escalador que vence al coco pero con un nuevo plus: el tío le ve la jeta al miedo.
En esta peli al Miedo le ponen una jetilla así como de pillo de manga, con un cabezón como de ciclista acabado con aguijón en punta, solo le falta reír como una hiena, ser verde y echar unos lapos.
Es malo y de los peores, porque pocas o ninguna vez viene alguien a echarte de una pared directamente hasta el peo. Me recuerda más los bichos asquerosos que imaginé leyendo una novela de título “La piel fría”, allá cada uno con su imaginación, pero vamos, que podrían ser primos carnales tranquilamente.
A partir de aquí lo de siempre, el triunfo de la neurona buena en forma del savoir faire escalístico del personaje.
Total que cuantas más vueltas le doy, más entiendo que: el Sr. Miedo no tenga muy mala cara pues al fin y al cabo no es tan chungo pasar miedo como no poder dominarlo cuando te da, ya sea un paralís o cualquier otro síntoma.
O sea lo malo no es pasar espanto sino que te pille un autobús o arrancar la reunión enterita.
En el primer caso si al auriga del bus se le mete en la pelota eliminarte por arrollo poco podrás hacer... pero en la reunión sí que está en tu mano montarla a prueba de cañonazos.





El trabajo es el proyecto de fin de carrera del ecuatoriano Carlos Villarreal Kwasek -al que no conozco de nada ni nada nos une- para la Vancouver Film School Qué pasa contigo tío en 2006. No sé qué criterios tienen en la tal escuela para puntuar los trabajos pero seguro que el guión no cuenta. Tampoco les ha contado a los de Wyoming pa darle el premio al chaval. ¿o sí?
Vale la pena dar un voltio por sus sitios.