lunes, diciembre 10

EL COLOR DE MI CRISTAL.

Cuando uno está creciendo como escalador va conociendo lugares y rutas, muchas veces asume sin darle vueltas -dando como cierto- que el estado de equipamiento de una vía –en el momento en que él la descubre- es el original.
Nada más lejos de la verdad, sobre todo en itinerarios clásicos, con solera.
Este es un ejercicio sobre lo anteriormente expuesto, al que sumo mi parte en la historia de la vía (que no es más que la de un repetidor compulsivo) Mas-Brullet del Serrat del Moro, Montserrat.

La primera vez fue en otoño de 1975. Aparecimos en tren, Nacho Ruiz (16) y menda (17) para dormir en Sta. Cecilia. En el edificio de los curas habían unos bajos –con unas bombillas y sin calefacción, ni tigre, ni ná de ná- que dejaban abiertos y todos nos metíamos allí. El refugio como tal aún no existía.
Aquella noche todo me iba grande. Habían unos tipos con aspecto de saber mucho y es que además parecía que sabían de qué hablaban. Todos cascando por los codos desde dentro del saco, con la cacofonía producida por los clavos y los pedales al vaciar la mochila –siempre el saco de dormir al fondo- con aquellas botas con Araldit en la punta, a mi colega como que ya le iba bien todo aquello, el tío era un intrépido, no dudaba sobre lo bien que nos iría al día siguiente.
Por la mañana, servidor estaba bastante cagao. Era nuestro primer viaje al Serrat del Moro y la primera vía con tantos largos.
Llegué a pie de vía acalorado, con el desayuno en la garganta, cabizbundo y meditabajo. Las primeras palabras que oí fueron: “es sangre”.
Seguí la mirada de todos. Había una mancha de sangre 40m más arriba –justo donde se apoya la gran laja que cubre el primer largo- bajaban muchos hilos de sangre, solo uno llegaba al suelo.
Casi vomito.
En un nanosegundo lo entendí todo. Entre las muchas historias de la noche anterior, oí la de un tío -Bartomeu Puiggrós- que había cascao en la MB hacía unos meses. Un tiempo más tarde conocí al compañero de BP y supe lo que pasó; un error de novatos.
En el rellano a pie de vía había más personajes nuevos para mí. Ramon Artigas, Lluis Agustí “Panadero”, Sergi Martínez y Conrad López. Estos parecía que controlaban más que tipos de la noche anterior. Como que todos íbamos a la misma vía y ellos estaban remolones, nosotros empezamos.
Empleamos las siguientes dos horas y media para llegar a la primera reunión. Empotrando la cleta y metiendo el brazo hasta el codo, clavando tacos de madera para colgar el pedal y luchando con desespero. Era un itinerario que alguien nos había descrito como poco montserratino, nosotros, putos novatos creídos, sólo habíamos escalado agujas de pocos largos y por las placas. En verdad, ninguno de los dos dábamos la talla, nunca nos habíamos encarado a algo así de difícil y técnico.
Fue en la 1ªR cuando asumimos que con nuestra pardillismo y poco arte nos iba a pillar el negro además de dejar la dermis allí. Nos bajamos. Los otros ya se habían pirado hacía rato.
Volví la primavera siguiente con Rokiski y no problemo.
En los siguientes quince años la repetí unas 25 veces. Cuando había llovido y aún estaba mojado, cuando no sabíamos que hacer, cuando llegábamos tarde, cuando había que llevar algún visitante o un amiguete que no escalaba, cuando por primera y única vez escalé asegurado en solitario, para hacer combinaciones de vías, para pasar la resaca, para hacer el diedro Huevo o la Circ Cric e incluso la Nasti de Plasti, para hacer algo.
En 1977 vi por primera vez unos pies de gato en acción, los calzaba Lluís Chacón el guarda del refugio Bartomeu Puiggrós, hizo todo el primer largo por fuera de la fisura –espatarrado- y consiguió dejarnos sorprendidos con aquel calzado.
Por aquel tiempo corría una historia de una escaladora que en el primer largo había empotrado la bota de tal manera, que tuvo que desanudarla para poder sacar el pie y luego el calzado de la fisura. Con el tiempo, aquella chica fue mi compañera durante años y el día que me contó la historia a poco me caigo de la reunión de risa.
En 1978 tuve la suerte de currar bajo las ordenes de Jaume Mas en una estación de esquí. Digo suerte porque siempre me ha atraído conocer personalmente a quien firma una vía clásica. Era un tío muy metódico pero muy nervioso, al que fácilmente poníamos como una moto, gracias a él funcionaba la maquinaria de la estación.
A primeros de los 80’s alguien –creo que AGP- puso tres buriles en la cara derecha del primer largo y volaron casi todos los tacos, se renovaron algunos buriles más –por otros buriles-, coincidió con la época del libro de Meyers.
A mediados de la década Toni García “Vikingo” –durante un tiempo estuvo a cargo del Refu B. Puiggrós- sustituyó todos los buriles por parabolts (también en la Punsola y la EasyRider, todas con el patrocinio de Xavi Barrachina). A partir de aquel momento se podía rapelar con comodidad por ella. Era la manera de encadenar dos vías en una jornada, si bajábamos andando acabábamos siempre succionando birra o así.
En la primavera de 1984, coincidí en los últimos largos con los hermanos Belego y sus amigos, terminaban de equipar la vía de L’avi Xan y para darle continuidad salían por los últimos largos de la MB. Debían estar poco satisfechos con lo que ya habían logrado, estaban “protegiendo” con spits las fisuras de los largos 7º y 9º de la MB. Pillé un punto del 15 y me rebosaba el azufre por las narices al ver spits donde antes solo habían tacos de madera o nada. Entre ellos y nosotros, en la R, topamos con unos pobres lázaros repitiendo la MB que no entendían nada. A mi instancia y con cara de no verlo nada claro me dejaron un martillo, debieron notar algo en el ambiente.
La situación era absurda: los Belego en la 9ª terminando de quitar el polvo de sus spits nuevos y yo –escalando de primero- debajo rompiendo los nuevos de la 7ª a golpes de porra.
Cuando coincidimos en la reunión les dije el nom del porc, ellos -estaban sorprendidos con mi acción (y yo con la suya)- sordearon absolutamente y pasaron de mi como de comer mierda.
Más tarde volví con un cómplice y con una llave fija quitamos todas las chapas de más. Este acto, y algunos más, fueron los detonantes para la famosa reunión de escaladores en otoño de 1985 –en el Orfeó Gracienc- donde quedó claro, al menos para mí, que había otras formas nuevas de tomarse esto de la escalación.
Otro día, un día entre semana, sin cuerdas no tuve valor suficiente para la última fisura, la destrepé. No recuerdo cuando fue mi última vez, creo que en los primeros 90’s y desconozco su estado actual de salud.
En mi primera repetición ya habían algunos buriles. Con el tiempo han crecido, se han multiplicado y mejorado la raza.
Tan sólo refrescar lo que me afirmó J. Mas en su día: durante la primera ascensión, no pusieron buriles.

Imágenes de la 1ª y 9ª tiradas.
Fotos prestadas sin saberlo por JordiR y Xagar.

23 comentarios:

Isidre dijo...

Dom... Felicitats pel post, genial com sempre... Les coses per Montserrat segueixen més o menys igual...Ara no es el Belego ara es diu Tarragó...En fi faria falta més d'una reunió per aclarir conceptes...

flx dijo...

buena entrada donn, es bastante frecuente en escaladores de largo recorrido comentarios como este, y la descripción del ejemplo es una buena muestra para quedarse con la copla.
Mola poder entender como cada cambio obedece más o menos a la moda o la onda del momento.
Me imagino la movida con los Belego...buaa no me hubiese molado estar en esa cordada que apareció por allí...y tú pidiéndole la maza ja ja ja

Conozco algún otro caso de firmantes de clásicas que me han confirmado cosas del estilo la última frase de la entrada.

Piju dijo...

Que bones aquestes anècdotes Donn, grans episodis de la històra montserratina!
Mola publicar-les, a mes d’un poden fer-li reflexionar una mica.
AL final m’he quedat amb el dubte de que li va passar al pobre Bartomeu Puigrós, es pot explicar? (no es morbo, eh!)

vinyi dijo...

Donn,
Una entrada boníssima, no només per veure que hi ha coses que semla que només puguin anar enrrere i que ja venen de lluny. Sino perqué amb aquesta historia ens regales moltes coses de tu i m'encanten.
Un posant spits per dalt i tu petantlos per baix, realment com per demanar-se un quantum leap!!
Contrarestra amb una anecdota que m'explicaren L'altre dia que es que el segón de la cordada en una opertura posava spits de més perqué estava convençut que sino no es repetiria.
Un petó, huajalotero!

Oriol dijo...

heheeh..Donn...bon article de records...

És curiós constatar que els "reequipaments" i "sobreequipaments" no són cosa de fa dos dies...UNA PREGUNTA :¿Quina diferència hi ha però entre els burins del PICAZO i els spits del BELEGO?

respecte a LA VIA...buf és cosa de Gustos, a mi la MB em va semblar un camp de cols amb l'objectiu d'arribar al bordillo genial del final...allò de "qui la MAs no ha escalat, no ha escalat a Montserrat" em sembla una bona broma...ostres incl´ñus com a fissures la SANTACANA o la CADE de Frares em semblen 1000vegades millor...

"brutal" el tema del Bartomeu...no sé com encara us quedaven ganes de escalar amb aquests "exemples"...

Ah, i la REUNIÓ...a veure si ALGUNS PRENEN EXEMPLE DE COM SOLUCIONAR LES COSES...SINÓ CALDRÀ DEMANAR MARTELLS A LA PENYA...

jaumeppiqueras dijo...

La història explicada de boca dels que l'han viscut sempre és interessant, molt bon relat; com en Piju també m'has deixat intrigat pel que li va passar a en Bartomeu Puiggròs, ens ho podràs explicar? Plis.

Josep dijo...

Una història interessant Donn.
Isidre,no aclarireu res amb reunions...Cadascú entén això de l'escalada d'una manera.llegeix sinó,el blog del xapa-rota per saber el que dic.

PGB dijo...

Molt bona entrada Donn, als neofits que fa poc que escalem (almenys a mi) ens encanta llegir aquestes dosis d'historia de la nostra activitat preferida.

Espero que ho llegeixi molta gent i que hi reflexioni tothom.

Em sumo a demanar la historia "to be continued" del BP :)

Anónimo dijo...

creo que el único crucificado de la reunión de Gracia fué AGP, y estuvo en el tablao y cantando por soleares dijo que había desmontado los spits del Belego, por el Honor de la Pared. Y la peña se miraba diciendo: vaya pirao, por el honor. Ingenuo AGP.

Donn Demetrinco dijo...

Isidre,
Todas estas historias son cíclicas. Cuanto más personal escalando más encuentros en la 3ª fase se producen. Es como imposible un criterio único y siempre aparecerán chapas de más (porque "benefactores" del colectivo hay unos cuantos). Lo triste es que no hay vuelta atrás después de una perforación.

Flx,
Más de lo mismo. Cuanto más personal escale más opiniones y más teorías de la seguridad.

Piju,
Pos sí. La idea es explicar mi parte de la historia, para que se sepa y se puedan atar cabos.
La historia fue más o menos así: El 3ª largo era más corto, flanqueo de la placa hasta una sabina al pie de la canal. Al final de la placa –que se hacía guarreando- hay una franja roja, allí había un taco de madera en un agujero ciego. Se colgó de un pedal en el taco. El siguiente movimiento era desde el pedal a una repisa y andando. El taco se arrancó en el último segundo. Se aseguraba a la espalda, el compañero ya había iniciado el gesto de quitarse la cuerda del torso y se le escapó toda. BP quedó empotrado en la punta de la laja que cubre el 1ª largo.

Vinyi,
Gracies. Petons.

Oriol,
Efectivamente son tan malos los buriles de uno como los spits del otro. De ahí mi alusión al libro de Meyers, pues es una paradoja que teniendo aquel libro de cabecera pasara eso.
Ahora con la edad soy partidario de la palabra y de los argumentos con enjundia, aún sabiendo que es difícil convencer a los mesías, porque en realidad lo que pasa es que ellos temen por su propia seguridad.

Jaume, Josep y PGB, Celebro que os gusten estas anécdotas. Estoy seguro que pueden ayudar a comprender el porqué de algunas cosas.

Anónimo, No fue el único. Todos los que estaban en la tribuna quedaron retratados, desde los que hablaron demasiado –incluso insultando- hasta los que no abrieron el pico.

Oriol dijo...

BUfff...

Sta CEci=BARTOMEU PUIGRÔS

AgullES= Vicens Barbé

St Benet= St Benet...

Tots els refus de kalamontse els posen noms pòstums?

¿I al Benet aquest que li va passar ?

A mi m'havien dit que intentava fer bloc urbà per el coliseum de tarragona i el van detenir els de la centuria del cayus Montrebeianus..per friki...sembla que li van posar un boulder de 8b al mig de l'Arena i el van rodejar de lleons que no havien menjat en dos mesos..com que en Benedictus només feia 7b+ a vista ( i de via, no de bloc), va necessitar un parell d'intents per encadenar...estava apunt de fer el primer 8b de bloc de la història però en intentar fer el MANTLE es va adonar que els felins ja li havien devorat les cames, i no va poder talonejar al cim del bloc...es va quedar sense 8b...

l'ermita va dedicada a ell, i per això la tradició dels totxos a St benet...

No?

Joer DONN, ni molt menys vull faltar al respecte al Puigròs..però tantq ue diem nosaltres...allò si que era jugar-se el tipus!!!

Quan vam fere l curs d'escalada amb el'Alsina (+), i el de la MAtta (+), s'anava ala BIGA d'AGULLES a fer le spràctiques...la darerra era parar un "saque" a esqueneta, reassegurats a una arrel ( ara hi ha pista abans era un caminet)..la veritat es que si t'ho curraves paraves la caiguda ( neumàtic plè de ciment..i noslatres 12 anys i 45 kilos màx)..però les cremades eren curioses, a l'aixella i a les mans...

NO sé com es podia escalar...i entenc que tant les sensacions com la confi a l'hora de trepar eren diferents i molt més intenses...

i també entenc com el LL1 de la MB semblava un ofguich diabòlic!!!

En canvi del darerr llarg es parla poc..que es feia tot en artifo??

Oriol dijo...

per cert..el "panadero" encara esta en actiu..i va prou fanatic..el que passa es que em sembla que li passa com a mi que s'està "esportivitzant". L'hivern passat me'l trobava "fitxant" a les tardes a les paparres ( olesa)com un bou,i em sembla que va encadenar un 7b+ !!!

A més recordo que tant dir tant dir dels clàssics i al final va "reequipar" la via..hi havia un baga vella ( de les del Marcel que deixa baguetos a tots els seguros)..i el lluis va reemplaçar-la per una de nova...casumdena, a més va netejar el magnesi de les preses i es va posar colònia!!!!

JA ho dic jo que acabarem "esportivitzant" fins i tot les vies esportives..

heheheheh!

Es broma, el paio encara va mil fanàtic...

UNA ANESDOTA: El 97 o 98 vam fer la PAPATAS CON BEICON a la Pnaxa del Bisbe. El Husa i la gent de la època usaven uns ploms que enlloc de cable duien un cordino cutre de 2mm, i com que la via era del 85 o 86 imagineu com estaven els cordinos....en el darerr plom vam canviar-lo per un de nbou..i L'Alsina ( un mestre del cinisme fi) ens va comentar sorneguerament que haviem fet la via "previ reequipament" ( per baix com en Tarragó)...

Todo es del color de la cerveza a través de la que miramos...

un_bou dijo...

ara entenc perquè està tan sobada, si tu ja l'has fet 25 vegades.. :)

interessant història, potser s'hauria de tornar la via a l'estat original com va ser oberta..i així amb totes les vies de montserrat i qualsevol lloc.

Anónimo dijo...

Esta Claro y servido, (por mucho que muchos, no quieran enterarse).
Sres.!Que lo sepais¡,.que muchas de las vias abiertas en antaño, se realizaban con la conciencia de taladrar la roca en su minimo posible, excepto algunos aperturistas de la epoca,(Iglesias y Cias.) que les sudaba un huevo,y sa abrian las vias con buriladas del 20, como a muchos siempre les ha sudao en epocas posteriores, y en este apartado si que podemos incluir a una serie de inividuos o personajes, que en la actualidad, poseen grandes accensiones en lejanos lugares y en el mas puro estilo alpino, y a la vez han sido, no solo los detonantes, si no, tambien los pioneros, de vias prefabricadas, abiertas por arriba, a golpe de burilador y ahora en plan moderno a golpe de taladro.
los 1ºrs. se dedican a criticar a los 2ºds. creyendose poseedores de la razòn de la verticalidad, los 2ºds. critican a los primeros por sus formas primitivas, acabemos de una vez por todas con todo esto, dejando a cada uno, a semejanza de su propia voluntad, y mostrando por parte de todos, un minimo de respeto, aunque cada uno, veamos la vida con el color del cristal que mas nos convenga.
Rokiski.

Donn Demetrinco dijo...

Oriol,
Aquellos primeros plomos -con cordino- eran de los que usan los pescadores de caña. Fáciles de montar. Durante un corto tiempo era lo que había hasta que alguien pensó en el fuego, la fusión de los metales y el cable de bicicleta.
En el penúltimo largo de la MB se tiraba mucho de pedal... según mercado dirían en la carta de algún restaurante.

1 bou, creo que el retroceso es muy difícil, pero sí se puede intentar que este uso no se propague a otras vías más o menos limpias. Solo hay un medio, el conocimiento y la asunción de la historia y el medio.

Rokiski,
Das en el blanco. Hay que combatir el desconocimiento, propio y ajeno. Hoy en día en el top ten del alpinismo se habla de actividades lo más limpias posible. En cambio en la parte baja de la tabla se discute sobre qué vía ha sido reequipada (o lo será).

Oriol dijo...

hehheh

Bonissima la expressió "en la parte baja de la tabla"...

Anónimo dijo...

Ei el Jordi R soc jo, que bo ...mirant les fotos penso , aquest pavo de la ultima R sembla l'Oriol i si era l'Oriol.Pots agafar totes les fotos que vulguis.Molt bones les histories i el blog, el miro desde fa temps...
salut

Donn Demetrinco dijo...

Gracias Jordi, a partir de ahora saquearé todo tu albúm de fotos.

Rename dijo...

jeje, no en trobaràs gaires més però cap problema,
jordi

Anónimo dijo...

que no nos toquen las clásicas, que nos dejen repetirlas... no más espolones federation...
tumoe

Donn Demetrinco dijo...

Bienvenido tumoe,
Me alegra saber que estamos en las mismas viendo tus intervenciones por ahí!!
saludos

Luis Chacón dijo...

Joder, Donn, qué recuerdos y qué coco tienes. Es una gozada. Recuerdo aquellos primeros pies de gato Galibier sin caña. Eran bajos, como zapatillas deportivas y los disfruté una barbaridad. Para la época eran una pasada, pero a la peña le parecían muy marcianos y no tuvieron mucho éxito. Luego, curiosamente, los tiros han ido por ahí.

Donn, colega, tengo que hacer una precisión. No recordaba aquel encuentro en la Mas (no tengo el privilegio de gozar de esa memoria fotográfica que tú tienes, además, en aquellos años nos vimos mucho y se me mezclan las cosas), pero creo que debió ser en el verano del 78, porque yo empecé como guarda del refugio cuando se inauguró, en mayo de ese año.

Sobre el equipamiento hay que recordar que ya a finales de los sesenta (mira qué cifra) escalábamos con tres ideas muy claras:

1.- Sólo se colocan los seguros imprescindibles para no jugarse la vida y cuantos menos, mejor.
2.- Prohibido trincarse a elementos artificiales, excepto en las pedaladas.
3.- Ejecutar los pasos con la máxima elegancia de movimientos de que uno sea capaz.

No creo que hoy en día sea necesario colocar más seguros de los que se colocaban entonces. Pero también hay que recordar que en “la antigüedad” se colocaba cada mierda de seguro que la peña de hoy fliparía (¿recuerdas aquellos burililos medio salidos y con un alambrillo oxidado?). Como yo creo que no hace falta jugarse la vida, mi opinión es que la medida que me parece más decente es limitarse a sustituir los viejos seguros, por elementos más sanos y eficaces. Eso conserva el carácter de las vías y evita sustos innecesarios.

Yo también creo, como tú, en la palabra. Por eso organicé aquella reunión de L’Orfeó Gracienc. Mi conclusión de aquel acto “tan emotivo” (hubo alguna que otra palabra fuerte y algún abucheo) fue que, a pesar de no haber alcanzado niguna coclusión concreta (no se descubrió ninguna fórmula magistral ni ninguna receta), aquella discusión multitudinanaria SÍ aportó algo muy importante: RESPETO. Cada uno tenemos una manera de ver este deporte y ninguno estamos en posesión de una verdad única y universal. Eso sí que quedó claro. Así que vamos cortarnos un poco, vamos a llevarnos bien y vamos a procurar no dejar mierda por las montañas. Porque, en el fondo, la cosa es bastante sencilla. El hecho fue que después de aquella reunión se enfriaron los ánimos y las cosas se centraron bastante. Para mí la cosa consiste en respetar otras maneras de ver la montaña que no son la mía, pero, sobre todo, en respetar la montaña.

Y, sobre el respeto, me gustaría añadir que el respeto incluye un ejercicio de autoconocimiento. Uno tiene que saber quién es y cuáles son sus posibilidades. Cuando una vía no estaba a mi nivel, o mejor dicho, cuando yo no estaba al nivel de una vía, hacía otra. Seguía escalando, aprendiendo y pillando nivelillo hasta que estaba en condiciones de meterme donde no me llamaban. Así lo hemos hecho toda la vida y nunca ha molado simplificar una vía sobreprotegiéndola y cambiando su graduación. No es cuestión de adaptar las vías al nivel que uno tiene, sino al revés: currarse el nivel que uno tiene para ponerse a la altura de las vías. Escalar vías que están al alcance de uno es la mejor manera de disfrutar y conservar la salud sin joder a los demás. Hay vías en las que yo, concretamente, jamás me he metido, porque, si me acojono demasiado, ya no disfruto. Así que las dejo para otros con más capacidad de disfrutar en sitios jodidos. Nunca me he planteado ir con una grúa adaptando vías a mi cobardía. Cada uno tenemos nuestro lugar y nuestro puesto en el escalafón y, si no nos ponemos nosotros mismos, ya se encargarán la historia, la montaña o los demás, de ponernos donde nos corresponde. Que, al final, todo se sabe.

Tremendo abrazo, colega.

Donn Demetrinco dijo...

Bueno Lluis como siempre.
Una clara exposición de motivos y fines. Más de uno debería reflexionar que coño es esto de escalar y porqué lo hace. Sé que es difícil pues para hacerlo bien hay que tener una cultura sobre el tema en general, no sólo hay vías placenteras también las hay para sufrir (que pa eso hemos venido a este mundo) y eso es lo que no acaba de pillar el nóvel consumista del bienestar.
En cuanto a la fecha, pues será 78 si antes no estabas allí, no va a ser posible.
Sobre mi memoria ni te lo pienses que es buena, ahora mismo acaba de sonar el móvil y alguien se ha presentado como mi hija. La verdad es que no recuerdo de donde vine y mucho menos haber tenido una.
un achuchon muy fuerte tronco.
(época 2ª, año 4º)