miércoles, mayo 7

ROTE FLÜH

La perversión de los objetos inanimados (IPO del guiri Inanimate Perverse Object) es ese axioma por el cual cualquier objeto inanimado y sin vida propia es apto de hacer una putada en el momento más inesperado.
Así, con la descripción de este fenómeno, queda destapado uno de los principales cimientos de algunos momentos desatinados del escalador.
Empezando por esa presa que se arranca –y sin embargo parecía en perfecto estado de revista- siguiendo por el spit que te has saltado -porque inexplicablemente el viento ha desenroscado y tirado la chapa-, es entonces cuando el pitón que hay debajo –uno que parecía a caldo- salta solo por pasar volando delante de él. Un poco más abajo, el empotrador del 7”-que se ha salido del emplazamiento al chapar el pitón de encima- que debería parar todo no está en su lugar. Finalmente, algo para el vuelo. Aún así, el chicle de la cuerda permite que toquemos al suelo y nos rompamos ambos pieses.
Esto último es un supuesto de IPO de los chungos, hay otros más benignos que no tienen que ver con la propia seguridad pero sí con la comodidad, como cuando inexplicablemente las llaves del carro desaparecen de allí donde estaban guardadas y las de recambio en casa.
A veces el IPO tiene que ver con el suicidio de las posesiones terrenales; como cuando sacas un empotrador del moscata y los dos de al lado deciden tirarse al vacío o en el momento en que ya has dejado de aguantar con una mano la punta de un pitón y al tercer martillazo salta volando a tomar una térmica. Pero el IPO bueno bueno, es cuando te encuentras algo que se ha enajenado del moscata de otro Lázaro.
Once upon a several time… estando de vacaciones con mi nueva novia en Austria en una sola jornada tuvimos dos claras demostraciones de IPO.
Cara sur de la Rote Fluh, vía del Diedro Sur. Todo iba bien hasta que en la 5ª reunión, mi nuevo amor bebió y en un descuido claramente hormonal no cerró la mochila. En la 6ª se la quitó para dejarla en la repisa, cuando le tocaba escalar y al ponérsela, le dio un volteo muy femenino. Suficiente para que en un segundo todo el contenido saliera despedido del continente y se fuera a tomar por culo.
Todo era tela: una mariconera con las papelas, toda la pasta y las llaves del carro, cantimplora, máquina de fotos, un bocata de arenques y yo que sé que más. Al enterarme, fundí todos mis circuitos para aguantar el subidón y no maldecir a grito pelao, pero el hecho de estar en pleno enamoramiento hizo que los de emergencia funcionaran bien y rápido, la situación lo merecía y ella también.
Rapelé hasta la reunión y allí la encontré rodeada de los dos osterreichers que nos venían persiguiendo. La consolé a ella -que quería derretirse allí mismo dejándome solo con los nativos- y le juré que no pasaba nada, que esto lo arreglaba yo en un golpepicha; dí la venia a los locales para que siguieran pero sin llevarse ni una pieza de las que había puesto por la tirada. Se les escapaba la risa pero les debimos dar pena, hubo acuerdo. Para hacerse los simpas nos dijeron que habían estado en Kalela. ¡¡Que Kapulos!!
Rapelé de nuevo para ver si encontraba algo por casualidad y en una sabina estaba la mariconera liada. Se me quitó el hipo ¡¡Mi buena estrella continuaba!!, el resto de los trastos habían sido engullidos por el IPO, no había nada más pero me dí por satisfecho.
De vuelta a la R hablé con Houston e insistí que el problema no era tan grave, que con la mariconera estabamos salvados pues el contenido estaba intacto y la cantimpla estaba abollada y la máquina de fotos era de ella y las dos cosas me importaban una higa.
Nos volvimos a encordar y terminamos la vía.
En el descenso y para demostrar que el IPO no solo se ensañaba con nosotros encontramos un casco nuevo de trinca –que se habría desprendido misteriosamente del portamaterial de algún Lázaro- y que le caía que ni pintado a mi futura.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Me has recordado una vez en el Tozal que empezó volando la pechugona ya pasada la
característica y un par de largos más p'arriba al colega aun no sabe como el martillo decidió hacer salto base, y un poco mas arriba yo decidí tirar un estribo Troll nuevecito, una ruina de día.

Gabi dijo...

I love leer a Donn.

Fer dijo...

Juas, juas. Esto del IPO (sin hache) me ha gustado. Todos hemos tenido de esas.
Salut.

Txomo dijo...

Un verano de estos a las bagas les daba por volar y quedarse enganchadas a la pared... tres metros a derecha/izquierda de por donde iba la vía/tenía que pasar yo.

A veces era más complicado rescatarlas que tirar para arriba... pero uno NUNCA debe dejar material en la pared xD

Saludos

Donn Demetrinco dijo...

Si tíos, esto del IPO es un fenómeno universal muy poco estudiado pero muy experimentado.
Se trataría pues de saber cuales son las fuerzas que provocan este hecho. Probablemente con la práctica podríamos extraerle las vibraciones chungas para convertirlas en amables.
A tener en cuenta, no obstante, cuando le pasas el juego de camalots al compi.
saludos

flx dijo...

si, sobre todo si el juego de camalots es el tuyo :-p
Que cierto es que todos hemos sufrido/sufrimos IPO, unos con peor fortuna que otros claro está!

buena entrada donn

salu2
flx

Anónimo dijo...

Jeje. El otro día en la Norte del Puro riglero sufrimos un ataque de IPO cuando el tapón de la botella casi llena decidió suicidarse.

Ahora que ya sabemos que eso tiene nombre y que pasa en las mejores familias, nos quedamos más tranquilos.
Uno ya no es un puto chapuzas, es un usuario de IPO (user IPO) y eso cambia tela, jejeje. Me lo apunto.
Thanks Donn

Cheba

Anónimo dijo...

Si tenemos que analizar, el fenomeno "IPOTERO", lo tenemos que asociar, sobre todo en la mayoria de nuestros casos, con la fuerza de la gravedad devido a que nos movemos, en el mundo de lo vertical, contrario hacia la propia atracciòn de la Tierra.
En la Escalada, y sobre todo en Tapia, todo lo que llevamos es importante, y cualquier perdida de material o enseres, puede acarrearnos graves problemas, y poner en peligro nuestras vidas.
No creo, que todo este tipo de infortunios, que en ocasiones se nos dan, lo devamos al fenomeno "IPOTERO", si no a la propia casualidad, y por tanto a nuestro propio destino, que ninguno sabemos donde esta.
Saludos.
ROKISKI

Donn Demetrinco dijo...

ok txomo. Jamás de los jamases deberíamos abandonar material en la tapia, pero está bien que otros lo hagan justo antes de pasar nosotros.

Zenks flx.

Cheba,
Eso del tapón es IPO del benigno, peor sería tirar la botella y quedarse con el tapón ¿no?
A mi parecer más que "usuario" de IPO se es "sufridor" o "víctima".

Rokiski,
Aquí te quería yo pillar. No es lo mismo tener mierda en las manos que padecer un ataque de IPO. Hay quien confunde el tembleque con el infortunio.

arlegi dijo...

yo por lo visto soy beneficiario del fenomeno IPO, me encuentro cosas (el mes pasado 4 cintas espres, primero 3 juntitas y luego otra mas) pero aun estando a punto de padecer perdidas salgo indemne: un clavo que se cae pero aterriza entre el pie del estribo y la pared, otro que salta estando alondrado pero se queda sin escaparse de la cinta (esque era cortito y no pesaba)...tambien me he llegado a encontrar tres fisureros de la misma marca y numero en diferentes lugares, pero bueno, estos se intercambian con los colegas

Anónimo dijo...

Donn.. Eres todo un Maestro de Maestrillos, ¡Pero!,,, ¿Quien realiza una ascensión,con todos sus nervios pausados?,. Pienso que nadie, ni tan siquiera el más Maestrillo, de todos los Maestros.
Analizemos un hecho "IPOTERO". "REAL", cordada de tres, lugar Diedro Gris de la Pared de Cataluña, tirada 12ª, a tan solo una del final, Rº. de 2 clavos y aerea a tope, salgo del largo,(con mentalidad que no puedo caer, por la precariedad de la Rº.+ la altura), el primer seguro esta a siete u ocho mts.lo alcanzo, paso mosqueton y ambas cuerdas, subo un par o tres de mts. más, y la dificultad del largo me frena, intento realizarlo con rabia,y golpe de genio, como en muchisimas otras ocasiones, (pero en esta no cave),,,,vuelo, salgo de la fisura, en la cual estaba metido, me veo en el aire, y solo veo la mala Rº. donde estan mis colegas, (pienso nos vamos a matar, como el clavo no aguante), por pura inercia me cojo a las cuerdas, y estas al llegar a su punto de soporte,(al clavo), se salen del mosqueton, (hablamos de dos cuerdas),por lo que inevitablemente, le machaco la espalda a uno de mis compañeros,continuó en mi caida, 10o 12 mts. más abajo, no sin antes fracturarme el tobillo, de la pierna derecha, y acabando con la cabeza mirando al suelo.
En la Rº. uno de los dos clavos se habia retorcido, y aunque fisurao por puro milagro no se habia roto, el otro aguanto como un Jabato toda la acometida (una simple universal), ¿Fenomeno IPOTERO?. ¿O Destino Circunstancial?. por aquello de,,,.¡Quien evita la ocasión, evita el peligro".
No Donn,,,, todo esto es mas complicado, de lo que realmente parece a primer golpe de vista, y en esto del fenomeno de "IPOTERISMO", intervienen factores de simple casualidad, que puede hacernos cambiar nuestras vidas, ya sea para bien o para mal, nuestro destino esta escrito y el IPO no tiene nada que ver con nuestras vidas, aunque si con nuestro comportamiento.
A partir de ahora bebere más CERVEZA para evitarlo.
Saludos.
ROKISKI

Donn Demetrinco dijo...

Arlegi,
Con el paso del tiempo beberás de las dos fuentes, es inevitable. Pero de momento lo llevas bien, cultiva esta circunstancia. Por si te sirve de algo te diré que menda ha recuperado el doble o más de friends de los que ha perdido.

Rokiski,
Tienes un rollo que no te lo acabas. No puedo darte la razón. Tú confundes el tocino con la velocidaz, una cosa es que tú no tuvieras fuerzas para terminar la secuencia de pasos y otra es si las cuerdas salieron solas del moscata. La conjunción astral de ambas dos circunstancias hicieron que te dieras una hostia del 15 con las consecuencias que hubo. Recuerdos las declaraciones de los testigos, o sea el Nen y el Castanya, y son sensiblemente diferentes en cuanto al momento del IPO y las circunstancias que lo provocaron.
Roki, tienes muchos tiros pegaos. Reflexiona sobre el tema y te darás cuenta que ese día no habías fumado lo suficiente.