lunes, septiembre 28

JUEGO DE FRIENDS

Desde que Ray Jardine empotró el primer friend en una fisura –guapos 70’s- hasta hoy, la lógica evolución de estos ingenios nos ha llevado desde la barra rígida con un cordino anudado a la doble leva y el tamaño micro.

Hasta no hace mucho todos los friends adolecían del mismo sistema para el diseño de las levas: cortadas con un patrón de delineación específico (la curvatura), que una vez ensartadas en el eje tienen un ángulo de rotación que ofrece un rango de apertura (que depende del diseño de la curvatura), que siempre será el mismo y sin posibilidad de variación por motivos obvios. El rango es lineal, no hay posibilidad de duplicarlo exponencialmente.

Con los LinkCam de Omega Pacific (L:C:), se inició la revolución del tallaje estático en los empotradores de levas (E:L:), esto es posible aplicando un artificio mecánico que permite disminuir exponencialmente el rango.
La cualidad exclusiva de los L:C: es la posibilidad de disminuir exponencialmente su rango partiendo de una talla física estándar. Se trata de un doble despliegue mecánico de levas.

Con la aparición en 2004 de los L:C: #1 y#2 (0.83 a 2.0 y 1.0 a 2.5 pulgadas) se planteó el cambio: podías asociarlos con equilibrio –abundando en la reiteración de tallas- a un juego de cualquier marca (W.C., Camalots, HB, Alien…)
También podías optar por reducir las cuatro piezas que suplían los dos L:C: -que a su vez ampliaban el rango de los elementos sustituidos- percibiendo el cambio en la ligereza de tu “set”.
Un cierto atisbo de predicción, consecuencia de la práctica de ver triunfar algunas de las infinitas novedades de material, me hacía sospechar que se podía explotar mucho más el tema.
Con los nuevos L:C: #0.5 (0.35 a 1.37pulg.) y #0.75 (0.7 a 1.75pulg.) el concepto de uso puede volver a razonarse.

Nueva conjetura.
Un juego de cuatro piezas –con rango entre 0.35 y 2.5 pulgadas- con entidad propia y desarrollo de trabajo diferente, con un sistema mecánico para casi dividir entre dos el rango máximo aparente de las levas. La mitad de unidades para casi el doble de rango...
Hasta tres tallas de L:C: funcionan en una misma posición en la fisura. Las otras marcas equivalen a medias tallas y lo complementan. 50% menos de error al escoger la pieza a colocar...

La escalada tradicional ha desterrado el uso de pitones para la repetición de muchísimas vías, sustituidos por una amplísima oferta de E:L: con tallas hasta las 3 pulgadas.
Para vías de corte clásico, de las que se abordan con aquello que en las guías de los Dolomitas llaman “normale dotazzione alpinistica” , ya no se carga con el martillo y los clavos pero, paradójicamente, sí se trajina un semáforo de Aliens + 4 ó 5 Camalots + unos empotradores de cable, para ir, por ejemplo, a la Ravier del Tozal del Mallo.

En el Pdf. de más abajo hay una síntesis relativa de los rangos en mm. de algunas marcas de E:L: vs L:C:. (despreciando las fracciones de mm.) donde cada talla de L:C: tiene un color.
En la columna EQUIVALENCIAS las casillas marcadas solo con color son aquellas en que el rango del E:L: analizado no cabe completo en el rango del correspondiente L:C:.

Las casillas que además de color tienen una X dentro, son aquellas en que el rango del E:L: analizado cabe por completo dentro del correspondiente L:C:
Concretando, el resumen alcanza el segmento contenido entre 0.35 y 3 pulgadas de rango y pretende demostrar la correspondencia de los sets más habituales de otras marcas vs L:C:, con expresión de marca, modelo, talla y rango.
Se enumeran pero no se tienen en cuenta otras características como: resistencia en kN y peso.

Este resumen puede dar pie a un idea diferente para la composición de nuestro juego de friends –según las vías- hasta las 3 pulgadas. Siempre con los L:C: como set básico y complementado con otros.
Desde el minimalismo hasta el porsiacaso. Este es un tema que da mucho de sí, se puede hablar a chorros y ensayar durante toda una existencia. Las alternativas son interminables con el gran surtido de material que hay en el mercado.
Sírvase usted mismo.

Todos los datos fueron extraídos de las webs oficiales de las marcas citadas durante el mes de enero de 2009.



LinkCam comparativa

viernes, septiembre 25

LA SOLUCION A LA QUISICOSA 069

El remate al 069 de la semana última.

01 Cade Paret d’Aragó (Montrebei)
02 Fisura Murciana (Penyagolosa)
03 R-N Mallo Fire (Riglos)
04 Ravier Tozal del Mallo (Ordesa)
05 Dels Sostres Paret de l’Aeri (Montesrrat)
06 Los Gómez Tozal de Levante (Ponoch)
07 Tempesta Nocturna P de Catalunya (Montrebei)
08 Musical Express Roca dels Arcs (Vilanova de Meia)
09 L’Estimball C. Sud del Pollego Inf. (Pedraforca)
10 Cistus Albidus Paret d’Aragó (Montrebei)
11 Cerdá-Vergés + Cerdá-Pokorski C. Nord Pollegó Sup. (Pedraforca)
12 Heroína El Gallinero (Ordesa)
13 Mescalina Paret de les Bagasses (Terradets)
14 Colores Paret de les Bagasses (Terradets)
15 Prima El Roget (Pedraforca)





El defensor de las niñas de los ojos me ha conminado a crear mis tonterías en un formato menos lesivo para echarles el ojo.
Mis disculpas, especialmente a los burriciegos.

Las reseñas están todas pilladas en la red, los dos días anteriores a la publicación del post. Gracias a todos los autores. La foto, hoy: gracias Luichy.

jueves, septiembre 24

ORDESA (s.XXI)



Toda comunidad humana intenta, en principio, solventar sus diferencias internas en el seno de su agrupación. Hay buenos ejemplos, los curas, las mafias, los gremios profesionales, los guiris en el exilio, las comunidades de propietarios….
Con diferentes talantes para conciliar pareceres, amistosos o no cuando se trata de individuos, por aceptación popular o por imposición cuando son colectivos, pero finalmente quedando todo en casa.
Siempre, lo más deseable -mientras no sean actividades punibles por la ley- para el grupo es “lavar la ropa en casa”, porque cuando entran terceros administradores –que se transmutan en únicos- en la disputa la decisión no va a satisfacer a nadie.
Esta última opción es la que va a salir adelante –sospecho- con la polvareda que ha levantado Jesús Vallés en las oficinas del Parque Nacional de Ordesa.
A mi brutal entendimiento las cartas remitidas por Vallés a la dirección del Parque Nacional o al Gobierno de Aragón, sugiriendo una moratoria o una prohibición del uso del taladro en el valle, crean una imagen incierta de los escaladores que frecuentan el valle para abrir vías en sus tapias.
La historia del sr. Vallés es dura. Le han humillado pisoteando una vía, abierta en el espolón norte del Aspe en 1977, de la que debía estar orgulloso –yo lo estaría- unos tíos con muchos tiros pegaos, que no son nuevos en el negocio y que p'acabarlo de arreglar dicen que en internet no encontraron info, haciendo verdad aquello de que lo que no está en la red es porque no existe. Si me lo hubieran hecho a mí, aparte de tener un ataque de zozobra con cuernos gordísimo, no sé qué clase de reacción hubiera tenido, estática fijo que no.
Pero la venganza es un plato que se sirve frío y Vallés después de aguardar inútilmente dos años a que desmontaran la herejía, ya no se puede morder la lengua más rato, haciendo válida aquella leyenda alpina que dice que los que han sufrido un atentado quedan muy tocados psicológicamente.
Consigue que Desnivel se haga eco del tema con una entrevista para soltar la moto de que él ya ha escrito al director del Parque Nacional de Ordesa y días más tarde al Consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, recomendándole que se interese por el mal uso del taladro (nuevas vías con excesivo uso del artefacto) por parte de los escaladores en las paredes del valle, dando a entender que es una inercia habitual y en progresión.
En Ordesa la norma tácita –no escrita pero practicada hasta la fecha- adoptada por los escaladores, no da la alternativa a este tipo de rutas (grandes paraboladas). Así mismo aquellos a los que les va el rollo del berbiquí mecánico se abstienen voluntariamente de llevar su juego al valle.
La comunidad empieza a estar alertada sobre el embuste. Esta semana recibí un e-mail de Lorenzo Ortas remitido a un gran número de escaladores -en su mayoría miembros del GAME- para informarnos de que el mismísimo Parque está indagando para saber que hay en el fondo de este asunto a fin de hacerse con una imagen real de la situación. Mientras hay quien se pronuncia públicamente y con autoridad para ello, algunos receptores del correo ya se están manifestando en privado y coinciden en que el supuesto problema no existe.
Jesús Vallés ha roto la regla básica de lavar la ropa en casa, en un arrebato meditado de mesianismo alpino, para salvar las formas perdidas, según él, en Ordesa y establecer allí un santuario de buenas prácticas bendito por la ley.
Acudiendo al lavadero de la Administración y entrando como un elefante en una cacharrería, con argumentos espurios y demagogos solo conseguirá crear alerta entre políticos y desasosiego entre administradores. Para terminar éstos escudándose entre ellos, probablemente con aquel arbitraje tan envejecido: No a todo y con el tiempo ya pensaremos si lo cambiamos.
Recelo que la reacción institucional será alguna clase de procedimiento taxativo, para disgusto de todos los escaladores del valle y para cumplida venganza de Vallés, por la historia sucia del Aspe, sobre el Mal.
Dudo que el desenlace final de esta historia favorezca a los habituales o no de las tapias del valle de Ordesa.

El Guardiánentrelospinchos desplazado a la zona el finde, pilló estas declaraciones de un empadronado del Libro Abierto. Atentos a lo que expresa.


miércoles, septiembre 16

QUISICOSAS.069

Esta vez el juego es para iniciados, ¿en qué?, no lo sé muy bien, pero tiene que ver con el monotema.
Se presentan una quincena de reseñas –todas obtenidas en la red en los últimos días- a las que se les han suprimido los datos más esenciales para reconocerlas. Nombre y lugar. Grados, metros, reuniones y hasta el itinerario.
La prueba es intentar reconocerlas a partir de lo que queda en los croquis más la propia experiencia, intuición, memoria fotográfica, colección de guías, amiguetes y etc etc…
Son vías clásicas bien conocidas, y si se es lo suficientemente inquieto se acaban teniendo en el historial después de unas cuantas temporadas en el negocio. Como pista diré que algunas son muy difíciles y… hay que saber.

Ubicación: País Valencià-Catalunya-Aragón





video

Que alguien me diga si se me va mucho el seso
porque al final pierdo la medida
y lo que parece un pasatiempo, es más que eso,
es aquello cosechado en una vida.

martes, septiembre 8

LAS PUERTAS DE LA PERCEPCIÓN

En 1983 la empanada la teníamos bien gorda con aquello del free climbing, entre otras cosas a causa de aquellos usos y costumbres tan novedosos para nosotros. Nada nos hacía sospechar la más mínima pega ética con aquel sistema tan divertido de “abrir vías por arriba”.
Era una actividad relajada y segura que para nosotros contrastaba absolutamente con la manera de abrir vías que practicábamos hasta entonces. Un chollo para obtener vías con grado y sin riesgo -ni tener que currárselas desde abajo- lo cual implicaría el uso de artificial –por lo menos para abrirla- y en consecuencia un innecesario metal en la tapia casi seguro, por añadidura la incerteza de si luego pasaríamos en libre aprovechando aquel recorrido. Parecía una cosa limpia y sobre todo; más rápida a la hora de obtener resultados en forma de nuevos itinerarios con el libre como consigna y fin a obtener. La ausencia poco más o menos absoluta de vías con un perfil deportivo en aquella época obligaba a obtener resultados inmediatos. Todas las placas estaban vírgenes y el coto abierto para todos. Había una cierta competencia para ver quien equipaba primero sitios absolutamente suculentos como Terradets o Vilanova de Meia.

En aquel tiempo Jordi Lluch se encargaba de la Crónica Alpina de la revista Vertex y servidor se personó personalmente en persona en su tienda de la calle Hipólito Lázaro, para hacerle entrega -henchido de orgullo juvenil- del croquis de una vía recién equipada con el fin de que la publicara y así encaramarme a la efímera gloria del papel couché.
Cuando el tío -después de mirársela bien- me preguntó si no creía posible abrirla desde abajo, me sonrojé. Avergonzado, tuve que admitir que seguramente era posible, si no entonces, si en un futuro no muy lejano... (un futuro que sería de otros, porqué serían otros los que abrirían aquellas líneas tan atractivas).
Apeló a planteamientos nuevos para mi entonces; ¿Porqué no dejar que otros con más habilidades la abrieran desde abajo? ¿qué quedará para las futuras generaciones? ¿te parece ético abrir vías así?, ¿si no hay un cierto riesgo vale la pena una vía? ¿qué te satisface más?.
Aquel día –todavía graduábamos con la escala UIAA- todos esos argumentos no me sonaban de nada. Años después estos y otros han tenido una respuesta colectiva meditada, más o menos consensuada, y han sido puestos en su justo lugar.
Sin embargo aquella conversación plantó una semilla que al crecer abrió en mi las puertas de la percepción. En conclusión; terminé con mis flirteos equipando vías. Asimilé que debía ser más humilde para no joderles el futuro a los niños y que lo que de verdad me molaba era pasar unas dosis de miedo, que no me las proporcionaba otra cosa que el estilo clásico. No dudo que como yo otros se plantearan este dilema en algún momento de su carrera alpina.
Toda esta parrafada viene a cuento de los consideraciones que pasaron por mi bola cuando pillé la Revista y leí un articulo de Albert Salvadó “Ganxets” –al que no conozco personalmente- titulado “Montrebei 2.0”. Para más tarde caer rendido de rodillas ante la entrevista a David Palmada “Pelut” a propósito del nuevo itinerario “Oju peligru” en las Fisher Towers. Hay una foto que convierte en realidad algunas de las peores imágenes de mis viejas pesadillas sobre reuniones chungas al estilo “¡¡¡ OjO que me cuelgo de la reunión !!!”.
No puedo dejar de pensar que ya hace tiempo que aquellas futuras generaciones a las que apelaba Jordi están aquí dando la talla. La casi cincuentena de vías, abiertas en este milenio, a las que alude Albert –y el estilo de maestro de David- son una muestra diáfana de que la raza mejora –la de los escaladores- y de que no se puede aplicar la palabra imposible a esta actividad.
Quedan en entredicho aquellas opiniones negacionistas que propugnan que el futuro de la escalada va unida intimamente abrazado con la seguridad y las expansiones.

jueves, septiembre 3

NUEVOS JUGUETES

La más importante feria de referencia para el outdoor en Europa – y no se si mundial- es la que se celebra en Friedrichshafen, (Alemania) cada mes de julio. Este año, según el contexto global de recesión ha sido discreta.
Aún así alguna novedad llama la atención de los visitantes según su pedrada particular. Este año parece que un asegurador de CTL y unos cascos de Petzl son los objetos más atractivos para mis sentidos.

CLICK UP de CTL.
Otro trasto del que hablar en las tertulias del Madteam, Vía Clásica o Desnivel...
Climbing Technology Ltd. es un fabricante italiano que hasta ahora a vivido en el lado oculto –que no oscuro- del hard-ware, subcontratado por todas las grandes marcas, desde hace años, para la fabricación de modelos concretos con destino a engrosar los catálogos de otras firmas como Camp, Salewa, Petzl… etc etc. Pocos escapan a las decisiones estratégicas de producción que hacen del outsourcing el negocio que es.
En esta época de pedidos a la baja, los técnicos de CTL han tenido tiempo de urdir un nuevo dispositivo: el CLICK UP.
Uno más en ya larga serie de ingenios para asegurar en simple. Como siempre los caprichos de la mercadotecnia acabarán por decidir si se hay un espacio en el portamaterial para él.
Hace dos temporadas hablábamos del Zap-o-Mat de Edelrid y ya vemos su posicionamiento actual en el mercado de por aquí.



-------------------------------------------------------------------------------
La gama de adminículos para cubrir la cabeza de pedradas y tal se amplía con la aparición de cascos específicos para cubrir los cráneos de nuestras queridas señoras y el pelo rubio de nuestras criaturas.
Petzl –l’Enterprise- lanza los modelos Elia y Picchu (léase Pisshúúú, con la boca pequeña :o) para que nos gastemos la pasta a partir de algún día del 2010.