miércoles, mayo 23

VIVAC'S

Busco y no encuentro en el Diccionario Fraseológico Documentado del Español Actual la frase “la noche del loro”, que es un sugerente nombre para un blog de escalada, y con un buen contenido, pero que no deja de ser un barbarismo.
La nit del lloro” es un expresión de mi país que significa pasar una mala noche. El Luichy que es un ejemplo más del mix cultural de su tierra, ha hecho su libre adaptación de algunas sentencias... “aquí ya no hay más entrebancos”, para disfrutarlas hay que tratarle un poco.

Conocí unos vascos que habían pasado la noche sentados en la repisa Thanks God de la Regular del Half Dome, presentaban unos hematomas en la parte posterior del muslo los cuatro. Una auténtica noche del loro. Melón ¿estás ahí? Cuéntanoslo tú.

La Noche del Loro nos propone un concursete de redacción sobre alguno de esos vivacs improvisados que todos hemos pringado, me parece una idea brillante. El vivac a pelo más votado será premiado con un ejemplar de la nueva guía Montserrat vertiente norte que es un buen sitio para pringar.
Aliento al personal a intentar sacar tajada. Yo lo haré.

6 comentarios:

Vlady dijo...

Que hay Donn demetrinco:

Yo ha eso le llamo pasar un anoche toledana y tengo el cuento de terror grabado en mi memoria y en la Internet.

Voy a probar suerte ;)

Salu2

Donn Demetrinco dijo...

Sactamente Vlady, una noche toledana sería el equivalente.

Bisbal dijo...

Hola Donn.
Melon era gallego y siento mucho decirte que murió hace unos años, recuperando un rapel le cayó una piedra en Picos de Europa. Una gran pérdida, sin duda. Vaya por el éste recuerdo.

Donn Demetrinco dijo...

Qepd Melón. No sabía.

¿y tú Bisbi? ¿nos contarás esos cuatro vivacs a pelo que te cascaste en la Marmolada, ahora hará 20 years?

Bisbal dijo...

Fueron sólo dos y yo no estaba porque como se conoce que de pequeñico ya era más listo que los demás, me largue de la primera R, viendo el percal.
Como pasa el tiempo tronco.

Donn Demetrinco dijo...

Pos sí. Yo hubiera jurado por mi juego de aliens que tu estabas pillao y fueron cuatro bivis.
El tiempo juega a éstas cosas con los recuerdos de los demás.
Pero la peor llaga fue la novia de aquel, que nos estuvo dando la plasta en el camping hasta que volvió su hombre y se pudo cebar con él. Pobre.