viernes, enero 5

cOLa TErAles

Estas medidas son las ideales para la disposición de las protecciones en vías de escuela y bien podrían servir como anexo I al post de SUSTO O MUERTE 3º.



Hay dos “secuencias de equipamiento” una extraída de una revista Vertex –no sé que número- y otra del nº 01 de los Cuadernos Técnicos de la EEAM.

Difieren un poco entre ellas –cómo no- y es cuestión, creo yo, de un poco de manga ancha y según el terreno tirar más corto o no.

Los del laboratorio dicen que son medidas máximas y en todo caso habría que acortarlas.

11 comentarios:

PGB dijo...

Em quedo amb les de la EEAM :P

Mohawk dijo...

Joder con los del Vertex! Esos 5 m casi convierten la via en "expo", ja,ja,ja! Imaginaros caidas de casi 10 metros en una rampa de IV, je,je,je....

;)

Donn Demetrinco dijo...

Pgb,
Una chapa cada dos metros es menos de tu altura con el brazo levantado. El factor campo contrario, no existe.

Mohawk,
En los dos trabajos se hace mención expresa de que son condiciones ideales, una pared de 90º. Ahora creo que el haber trasladado las medidas y no el texto que las acompaña, hace que, solas, queden en evidencia.
De todos modos bajar dándose hostias por una buena rampa de IVº, tiene su morbo.¿no?

un bou dijo...

de todo esto no creo que se puedan hacer estándares...ni que todas las paredes fueran de 90º no funcionaria..

yo lo que creo es que cada vez nos estamos acostumbrando a distancias menores entre seguros y luego nos encontramos con seguros que distan un poco mas de lo que suelen y ya nos asustamos...
no tengo solucion a eso pero creo que no es nada bueno...

Donn Demetrinco dijo...

Estoy contigo 1bou.
Cuando empezó todo esto se daba por muy buena la distancia de los seguros de la Smoking -cinco mts. aprox.- y ahora alguna vía tiene uno en los pies, otro en la cintura y el siguiente un poco más arriba de los cuernos. Pero el personal está contento con lo que a su parecer es tener la piel resguardada. Es el estado del bienestar y el novamás.
Siempre nos quedará París...

Gatsaule dijo...

Veig que la de l'EEAM és com la del COSIROC francès, però allà recomanen cada 2,5 m,...

El millor: l'autoprotecció !

Donn Demetrinco dijo...

Gats,
Es el cuento de Maria Salamiento, en cada sitio de esos (EEAM, Cosiroc o lo que sea)siempre hay un "teórico" que se sienta delante de una hoja de papel en blanco y una calculadora y decide cuales son las pautas.
Es seguro que con 2 ó 2,5 mts. entre protecciones la tranquilidad del escalador será absoluta, pero como le decía más arriba a PGB el "factor campo contrario" desaparece. Y es una lástima. Es subsanable si tu asegurador te deja dos metros de comba.
Yo creo en la autoprotección combinada con la autoestima (escalo este grado lo suficientemente bien como para no caerme aunque el último seguro esté lejos) para subir muchas vías que a priori parecen una pasada.
No sé si me explico.

Una encaixada

Josu dijo...

En cualquiera de los dos casos, si caes chapando el cuarto seguro, es posible que petes. Más posibilidades de salvar en la de la EEAM. De todas formas, como dice PGB, nos estamos acostumbrando a tener los seguros uno en los pies y otro en la cara.. y así nos hacemos cómodos, y sobre todo, miedosos. Antes chapabas un clavo cutre y a correr, y ahora, todo lo que no sea muchos y buenos seguros, dan pánico.

Donn Demetrinco dijo...

Hola Josu,
Si caes chapando el cuarto y te acercas al suelo peligrosamente es como para que tu colega, el despistao que te asegura, te pague birras toda una semana.
Cierto con lo de volverse moña con la distancia de los seguros. Debería ser siempre distancia olímpica.

Josu dijo...

HOla. Lo decía porque entre la cuerda que hay de seguro a seguro, más lo que hay del seguro que vas a chapar al arnés, sobre todo si eres de los que chapan en cuanto llegan al seguro estirando el brazo, más la comba, más lo dinámicas que son las cuerdas modernas estas tan finas que se usan ahora... todo sumado es suelo, o casi suelo.

Donn Demetrinco dijo...

Sí Josu, yo hice un cálculo aproximado y por eso decía que como pase eso es que el colega está en la higuera el cabrón.
Nadie merece irse al suelo por un despiste pudiendo evitarlo.